Fondos de inversión

Los fondos de inversión son unos instrumentos de inversión que se encuentran en el mercado desde hace tiempo. Ahora mismo son una de las maneras de inversión ‘tradicionales’ más recomendables.

Actualmente los depósitos bancarios ofrecen rentabilidades muy bajas o incluso ninguna rentabilidad. Y para invertir en bolsa normalmente es necesario disponer de unos sólidos conocimientos financieros y darse de alta en una plataforma para entrar en el mercado con unos costes de gestión bastante elevados.

Básicamente, los fondos de inversión consisten en la agrupación de un determinado número de inversores que depositan cierta cantidad de dinero. Estos están gestionados por gestores profesionales para obtener buenas rentabilidades. Así, cualquier particular es capaz de invertir en activos que de otra manera no podría ser posible. Por ejemplo, los fondos nos permiten invertir desde empresas españolas que están en el IBEX 35. Hasta en empresas asiáticas o en deuda de mercados emergentes.

Es la mejor alternativa para cualquier objetivo inversor incluyendo en muchos casos la inversión para la jubilación. Ofreciendo mayores rentabilidades medias que los planes de pensión, ofreciendo disponibilidad, y tributando únicamente de las ganancias al tipo mínimo de la escala. No hay necesidad de constituir una renta tras la jubilación para disminuir el efecto de la fiscalidad que es tributar de todo el capital constituido en planes de pensión. De manera general, los fondos pueden clasificarse entre:

  • Renta fija: Invierten en bonos y deuda.
  • Renta variable: Invierten en acciones de empresas.
  • Fondos mixtos: Invierten tanto en bonos como en acciones.
  • Fondos indexados: Reproducen el comportamiento de un índice bursátil determinado (p.e. IBEX 35, DOW JONES, etc.)

Cada fondo está pensado para un perfil de inversor determinado. Inversores más conservadores se decantarán por fondos de renta fija, donde la volatilidad está bastante controlada. En cambio, inversores que asumen mayores riesgos elegirán fondos de renta variable. Las oscilaciones del mercado pueden hacerles ganar más dinero, pero al mismo tiempo pueden perder grandes cantidades de dinero.

¿Y los fondos indexados?

Este tipo de fondos son los que os vamos a recomendar, ya que como reproducen el comportamiento de un índice bursátil, y los índices a largo plazo siempre suben, si realizamos pequeñas aportaciones periódicas podemos ganar buenas rentabilidades.